viernes, 7 de noviembre de 2014

Que llueva, que llueva, la virgen de la cueva

Ahora en tiempos de lluvia y mal tiempo en general, tengo que confesar que desde muy pequeña esta canción me ha parecido bastante inquietante. Ya, ya. Lo normal es cantarla sin más y no darle tantas vueltas a la cabeza. Un clásico en mi, comerme la cabeza por cosas que no tienen remedio, como por ejemplo, una canción popular escrita y/o compuesta hace como un millón de años. ¡Pero es que toda ella es un sin sentido! ¡vean, vean!

Que llueva, que llueva la virgen de la cueva. Empezamos bien porque esta es la única parte que le veo lógica. Una gente que a través de sus cánticos le ruegan a una virgen que llueva. Como en principio, las vírgenes, santos y demás deidades están para hacer milagros pos bien, correcto. 

Los pajaritos cantan. ¿cantan? ¿por qué cantan los pajaritos? ¿Quizás es que los pajaritos viven en la inopia y no tienen ni remota idea de lo cabrona que puede ser la virgencita cuando se pone hacer de las suyas? ¿O es que a caso, se huelen que va a caer la del pulpo y se avisan los unos a los otros? "Nene, vamos plegando alas ya, que aquí hay unos peleles cantando que van a reventar el cielo".

Las nubes se levantan. Un concepto muy idílico pero que no se entiende un carajo. ¿qué estaban dormidas y ahora cuando se levanten te vas a cagar en sus muelas por el remojón que te vas a llevar?

Que si, que no, que caiga un chaparrón. Antes, creía que su compositor entre otras muchas enfermedades mentales era bipolar. Porque no acaba de aclararse muy bien con lo que quiere. ¿En qué quedamos? ¿que caiga o que no caiga un chaparrón? Pero ahora lo veo claro, este tío es gallego seguro, es que no lo ves venir y no sabes si sube o baja o los pajaritos cantan o cae un chaparrón.

Con azúcar y turrón. Esta parte, yo no la conocía o simplemente como ya me parece el súmmum de la tontería mi mente la había borrado de mi cabeza. Que si dicen que la memoria es selectiva será por algo. Porque una lluvia de azúcar, aunque empalagosa a matar, aún la veo, ¿pero de turrones? ¡vaya salvajada! Como sea turrón de Alicante ya la hemos cagao, eh señores. ¡qué dolooooorrr!

Ahora es cuando viene mi parte favorita. Que rompa los cristales de la estación. ¡toma ya bandalismo gratuito! ¿por qué? Vale, entiendo que estación debe ser de las pocas palabras que rime con chaparrón y turrón pero siendo una canción infantil, ¿de verdad, era necesario romper los cristales? Fomentar la violencia a tan temprana edad no sé yo si es tan buena idea.

Y es que realmente, si nos pusiéramos a analizar la mayoría de canciones populares alucinaríamos de la sandeces que se decían antes. Y así hemos crecido y vivido sin darle demasiada importancia a las cosas. Y oye, la mar de normales que somos todos... ¿O no...?

2 comentarios:

  1. Jajajaja sí, desde luego la cancioncita tiene delito

    ResponderEliminar
  2. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar